Construcción y actividades inmobiliarias generan 42% de los nuevos puestos de trabajo

En febrero de 2016, la construcción generó 61.136 nuevos empleos en todo el  territorio  nacional, llegando a un nivel de ocupación de mano de obra de 1´411.000 personas. Las actividades inmobiliarias sumaron 122.000 nuevas plazas con un crecimiento  de 7.7%.

 De acuerdo con el  reporte del mercado laboral a febrero de 2016, publicado por el  DANE, la tasa de desempleo en el país se ubicó en 10%, 0.1 puntos  porcentuales superior a laregistrada en febrero de 2015 y 2 puntos porcentuales  menor  al registro  de  enero  de 2016, cuando  llegó a  11,9%. Para el trimestre móvil diciembre 2015 – febrero 2016, la creación anual de nuevos puestos de trabajo ascendió a 436.000, reflejando  un crecimiento de 2% en el total de  la ocupación nacional.

En el sector de la construcción, el incremento de personas ocupadas entre febrero de 2015 y febrero de 2016 fue de 61.136, reflejando  un crecimiento de  4.5%. En las actividades inmobiliarias, empresariales  y de alquiler, la variación  de la ocupación fue de 7.7%,  siendo  la de mayor dinamismo entre los sectores  de la economía  y aportando  122.000 nuevos puestos  de trabajo. En conjunto, la construcción y las actividades  inmobiliarias  aportaron 42% de las nuevas plazas de  trabajo del  país en el último año.

La Presidente Ejecutiva de  Camacol, Sandra Forero Ramírez, señaló que “este resultado muestra la contundencia de la cadena de valor de la actividad constructora  para  contener la ocupación y compensar las reducciones en  la dinámica laboral de  otras actividades productivas que se han visto rezagadas  en la actual coyuntura económica. Sin los  aportes de la construcción y de las actividades inmobiliarias a la ocupación del  país, la tasa de desempleo hubiese sido 0.8 puntos porcentuales superior a la observada”, argumenta la dirigente gremial.

A nivel regional, se destaca el crecimiento del nivel de ocupación en el sector de la  construcción en las ciudades de Cúcuta, Cali, Villavicencio, Bucaramanga y Cartagena, donde se registraron variaciones anuales de 25%, 12%, 9%, 7% y 6% , respectivamente. En contraste, los resultados observados  en la ciudad de Bogotá dan cuenta de una reducción de  34.700 puestos de trabajo  en la construcción y que  explican el  57% de la reducción del nivel total de ocupación en la ciudad.

“Las cuentas son claras, si Bogotá no hubiese perdido 34.000 puestos  de trabajo en la construcción en el último año, en la capital no se tendría una tasa de desempleo de  11%  sino de 10.2%,  y el país mantendría la generación de cerca  100.000 nuevas  plazas  en el sector de la construcción anualmente. Por eso las acciones actuales del Gobierno  Nacional  y Distrital para impulsar la construcción de vivienda y recuperar el deterioro del empleo registrado en los últimos años en la ciudad, son de vital  importancia, y apoyan de forma efectiva la estrategia de sostenibilidad del empleo en el país. Ojalá  que  todas  las regiones ejecuten acciones en el mismo sentido para contener o impulsar sus niveles de ocupación”, concluyó Sandra Forero Ramírez.

Tomado de la Pag. Web de CAMACOL