LA CONSTRUCCIÓN VERDE OCUPA CERCA DE 150 PROYECTOS EN 20 CIUDADES DEL PAÍS

La industria de la construcción se pone a la vanguardia y entra en la onda del desarrollo sostenible por medio de edificaciones con cero impacto ambiental que tienen efectos regresivos en el calentamiento global, el consumo de recursos y la pérdida de la biodiversidad.

En Colombia 15% del total de licencias de construcción para 2014 se ajustan plenamente a esta nueva práctica ambientalista que tiene un impacto sustancial no solo en el ecosistema sino que mejora la calidad de vida de la población.

Actualmente en 20 ciudades del país las edificaciones cumplen con los requerimientos de la construcción verde, los cuales se ubican en unos 150 proyectos que suman 3,3 millones de metros cuadrados.

La red de empresas y entidades que promueve esta transformación esta agrupada en el Consejo Colombiano de Construcción Sostenible, Cccs, que desde 2008 refuerza los programas de responsabilidad social de importantes compañías en el país en temas de educación, gestión técnica y política pública.

Qué es construcción sostenible

Esta práctica consiste básicamente que desde el diseño, la construcción y la operación de las edificaciones, tanto el trabajo como los materiales sean acordes a las necesidades ecológicas del medio ambiente, en donde estos no afecten de manera negativa a la naturaleza ni a la sociedad y que por el contrario traigan beneficios para el entorno y a las comunidades de personas.

Las claves de este tipo de construcción son, según la Cccs. El uso eficiente de la energía, el ahorro y optimización de recursos hídricos. Así como el reciclaje de materiales de construcción, los cuales de antemano son productos limpios y que son usados con la mayor eficiencia. Finalmente entre los parámetros, se encuentra que sean espacios saludables 100% libre de tóxicos, en donde las personas puedan también aprender a ser responsables del entorno, participando en la extensión de la vida útil de estos lugares.

Es así como cada dos meses, durante el año pasado se registraron 20 construcciones que cumplían con los requerimientos para recibir el certificado de Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, Leed.

Negocio rentable

Pero parece que esta iniciativa no solo beneficia al medio ambiente sino a los empresarios, a quienes les renta tanto social como económicamente. Ya que los estándares sostenibles pueden llegar a ser inclusive más barato que los insumos tradicionales.

Según, Cristina Gamboa, directora de Cccs, “no siempre una construcción que incorpora atributos de sostenibilidad tiene mayores costos que una construcción tradicional. Lo que sucede es que la decisión de hacer una edificación sostenible debe tomarse desde el primer momento y no cuando ya se han hecho avances en la propuesta, pues si se hace tarde las posibilidades de aumentar los costos se incrementan”.

La Cccs tiene datos que sustentan que los sobrecostos máximos de la construcción verde pueden llegar a ser de 9%, pero que en términos de ahorro de recursos, en energía puede haber reducciones de 70% y en agua de 90% . De esta manera, al parecer ayudar a la naturaleza es rentable y competitivo. Los estudios de la Cccs, revelan que por todo el país se ha disparado la valorización y la demanda de metros cuadrados verdes, pues ya se entiende que tiene un valor agregado.

Edificaciones con certificado Leed en Colombia

El hotel Aloft Bogotá Airport fue el primer establecimiento de este tipo en América Latina en recibir la certificación de calidad Leed. Esta calificación la otorga el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos desde 1998 y califica el desarrollo sostenible de los espacios, teniendo en cuenta los materiales de la construcción, la eficiencia del uso de los recursos, la innovación no solo en diseño, sino en términos de nuevas fuentes de energía. El hotel ha obtenido ahorros en electricidad de 24% y consumo de agua potable en 30% disminuyendo el impacto ambiental en la capital del país, según la Cccs.

Fuente: La Republica